Ejercicio

4 Estrategias para motivarte a hacer deporte

3 Mins read

Si sigues las noticias sobre salud y estado físico en estos días y el enfoque constante en la obesidad, puedes tener la sensación de que estás haciendo todo mal. Está claro que este mundo sedentario no requiere mucha actividad, pero necesitas esa actividad para mantenerte saludable y perder peso. No vamos a descubrir nada nuevo, si decimos que hay muchísimos beneficios de hacer ejercicio para nuestra salud.

Todos estamos familiarizados con las razones más comunes por las que no se hace ejercicio: estamos demasiado ocupados, muy cansados, resulta aburrido, o simplemente no quieres dedicar tiempo a esta actividad. Sin embargo, aunque se diga que uno está demasiado cansado u ocupado, las razones reales por las que no se hace ejercicio a menudo son un poco más profundas.

Para muchas personas, el ejercicio estructurado es algo que nunca han tenido que hacer antes. Como resultado, llevar el ejercicio a un horario ya ocupado a menudo se siente como si un invitado inesperado (y no bienvenido) viniera a vernos.

Tener que reorganizar tu horario para acomodar a ese huésped causa estrés, ansiedad e incluso resentimiento. Así es como te sientes cuando te das cuenta de que comenzar un programa de ejercicios puede requerir cambios importantes en la forma en que vives y programas tu tiempo.

De igual modo, desafortunadamente muchas personas ven el ejercicio como algo negativo. Es aburrido, inútil, difícil, repetitivo, etc. Lo que conduce a que tampoco las personas tengan ánimo para ejercitarse. Alguna vez te has preguntado ¿Cómo me motivo para hacer ejercicio? La respuesta no es sencilla, pero espero que con los 4 puntos que te dejo a continuación te ayuden en el camino del sacrificio y voluntad.

Además, también puede desmotivar el hecho de no conseguir resultados inmediatos al entrenar. Para la mayoría de las cosas en la vida, hay consecuencias inmediatas pero al hacer ejercicio, los resultados para que sean evidentes debe pasar un determinado lapso de tiempo. Por esta razón, muchas personas al no ver frutos al ejercitarse, deciden dejar el ejercicio.

Motivación para hacer deporte

Uno de los grandes desafíos a los que se enfrentan las personas cuando entrenan es mantenerse motivados en su totalidad.

Tal vez has experimentado esto antes: las primeras semanas estás entusiasmado con tu entrenamiento, pero luego llegas a la rutina y deja de ser tan ‘divertido’ como fue al principio.  Así que si te falta motivación para entrenar, estas estrategias pueden ayudar a motivarte.

4 Consejos para motivarte y realizar ejercicio

  1. Intégrate: Unirse a Internet ofrece una manera conveniente para que personas de ideas afines se reúnan para debatir y apoyar en pos de un objetivo común. Las comunidades de medios sociales son excelentes maneras de hablar con personas en todo el mundo sobre capacitación y nutrición. Y no solo hablar, sino celebrar los logros, compartir las luchas y apoyarse mutuamente durante todo el proceso.
  2. Aprende: Cuanto más sepas, mejores serán tus resultados. Esto puede garantizarse, es por eso que los programas de entrenamiento no solo deben estar diseñados para ofrecer resultados en masa muscular, fuerza y pérdida de grasa, sino que también han de estar diseñados para enseñarte algo sobre el entrenamiento. Una de las cosas que es elemental aprender es que es posible adelgazar mientras te fortaleces y que la aceleración cardiovascular entre series no solo es una forma eficiente y efectiva de hacer cardio y quemar grasa, sino que en realidad puede mejorar la fuerza.
  3. Enseña: Si sabes algo, compártelo. Pocas cosas son tan gratificantes como saber que algún consejo, ya sea sobre los rangos de repeticiones, la elección de alimentos o algo tan simple como un cambio de agarre en un entrenamiento, ayudó a alguien a avanzar hacia su objetivo. Esa sensación de orgullo y satisfacción de ayudar a un compañero puede ser un gran motivador para llevarte al gimnasio.
  4. Admira: No dejes que la admiración del físico de otras personas sea contraproducente y te haga sentir peor contigo mismo. Todos viajamos por diferentes caminos, y todos tenemos diferentes genéticas y tipos de cuerpo. Además, ten en cuenta la edad. Si una persona tiene 40 años, alguien que se entrena con 22 años puede no ser el modelo a seguir más adecuado para esa persona. De igual modo, si una persona tiene 18 años y está empezando a levantar pesas, no debe desanimarse porque alguien mayor en el gimnasio tiene más musculatura. Deja que el físico de otras personas te de inspiración, no desánimo. Si admiras a alguien que está extremadamente en forma, averigua qué hizo para ponerse en forma y luego incorpóralo a tu propio programa de entrenamiento y estilo de vida.
Related posts
Ejercicio

Como hacer un rodillo casero para la bici

4 Mins read
Hacer deporte en bicicleta es una de las mejores maneras de quemar calorías y relajarse. Sin embargo, cuando llueve, hace frío o…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *