Ejercicio

Como hacer un rodillo casero para la bici

4 Mins read

Hacer deporte en bicicleta es una de las mejores maneras de quemar calorías y relajarse. Sin embargo, cuando llueve, hace frío o cae la noche, no queda más remedio que quedarse en casa. Pero eso no implica necesariamente que no puedas usar tu bici. Con la ayuda de un rodillo, puedes seguir pedaleando sin salir de tu hogar. ¿No te parece una gran idea? Deporte y bicicleta, tandem perfecto.

Por si no lo sabías, este artefacto se compone de tres elementos giratorios en forma de tubo, una adelante y dos atrás. Para usar el rodillo, es necesario colocar tu bicicleta de manera que la rueda trasera haga contacto con las dos piezas tubulares y la delantera con una. Entonces, deberás comenzar a pedalear, procurando no perder el equilibrio. La experiencia es bastante similar a conducir sobre el terreno. De hecho, utilizar el rodillo te permitirá mejorar tu técnica y equilibrio.

A continuación, te decimos cuáles son los pasos a seguir para construirlo por ti mismo.

¿Qué materiales necesitarás para tu rodillo casero?

Para empezar a construir tu rodillo casero para bici paso a paso, tendrás que preparar la siguiente lista de materiales o piezas:

  • Un tubo de PVC
  • 6 cojinetes de rodamiento
  • Varillas de acero
  • Tornillos, clavos y arandelas guardabarros
  • Una tabla de madera contrachapada
  • Una tabla de madera dimensional
  • Cincha con poca capacidad de estiramiento
  • Cinta de tracción

¿Qué dimensiones tendrá el rodillo para tu bici?

El rodillo puede ser tan ancho o tan estrecho como desees. Sin embargo, a menos que tengas un magnífico equilibrio, lo más recomendable es que su anchura no sea inferior a 50 centímetros. Eso es porque, durante el uso, la bici suele moverse a la derecha o a la izquierda, y es necesario enderezar constantemente el rumbo.

Por otro lado, la longitud del rodillo para bici está determinada por la distancia entre los ejes de las ruedas, una medida que no varía demasiado de un modelo a otro cuando se trata de bicicletas para adultos. Sin embargo, para estar seguro, no estaría de más medir la que piensas utilizar.

Al momento de calcular la separación entre los tubos, hay que tener presente que la rueda trasera de la bicicleta quedará justo entre dos de ellos. Por su parte, el centro de la rueda delantera tiene que estar ligeramente por detrás del centro del otro tubo.

En este proyecto se utilizaron tubos de PVC de 3 pulgadas. Si bien puedes optar por otra medidas, es importante asegurarse de que las piezas sean lo suficientemente anchas para garantizar una tracción adecuada del neumático.

Por otro lado, cuanto más largo sea el tubo, más lento girarán los cojinetes de rodamiento, lo que se traduce en una mayor durabilidad de los mismos. Al determinar su longitud, hay que considerar también que en un extremo se colocará la cincha que conectará el tubo delantero con el medio. Esto le restará unos cinco centímetros de superficie útil a cada uno.

¿Cómo construir un rodillo para bici?

Rodillo casero para bici

Ahora, entremos en materia sobre los pasos a seguir para construir este aparato.

1. Divide el tubo de PVC en 3 partes de la misma longitud. Tú determinas su dimensión, de acuerdo con la anchura que tendrá tu rodillo casero. Asegúrate de dejar una sección para el siguiente paso.

2. Diseña canales para que pase la cincha. Utiliza el tubo de PVC para cortar 5 anillos de dos o tres centímetros de ancho. A continuación, haz un corte en 4 de ellos para crear una abertura que te permita colocar un par en uno de los extremos de dos los tubos. Finalmente, corta pedazos del quinto anillo para cerrar esas aberturas y pega todo con un adhesivo para plástico. El canal resultante deberá tener un ancho ligeramente superior al ancho de la cincha.

3. Corta la madera contrachapada en 6 discos. Para ello, puedes recurrir a una sierra de vaivén u otra herramienta adecuada. Su ancho tiene que corresponder con el diámetro interior de los tubos de PVC, de manera que encajen perfectamente en ellos.

4. Haz orificios al centro de los discos de madera. Emplea la broca adecuada para lograr que sean del mismo ancho que el grosor de las varillas.

5. Fija arandelas guardabarros a cada disco de madera. Perfóralos con un taladro y atorníllalos a la madera. Cabe señalar que los orificios de las arandelas y los discos deben tener el mismo diámetro.

6. Coloca los cojinetes de rodamiento a los discos. A fin de sujetarlos firmemente, puedes aplicar pegamento epoxi.

7. Fija los discos en los extremos de cada tubo. Te recomendamos utilizar cuatro tornillos que los atraviesen por los lados.

8. Fabrica un marco rectangular. Corta la tabla de madera dimensional en dos pares de piezas del tamaño adecuado, y únelas con la ayuda de tornillos. Sus dimensiones dependerán de las medidas que hayas determinado para tu rodillo. Recuerda que se trata de un marco, así que deberá ser un poco más largo y más ancho que el mecanismo que soportará.

9. Clava pequeñas piezas de madera a los lados del marco, a la altura de los extremos de cada rodillo. Como el propósito de estas será sostener las varillas de acero, es importante cerciorarse de que quedarán a la altura correcta del suelo, de manera que los tubos de PVC puedan girar libremente.

10. Haz un orificio del grosor de las varillas a los costados del marco. Debes hacerlo justo por encima de las piezas de madera que clavaste.

11. Corta las varillas de acero y fíjalas. Serán los ejes de las piezas tubulares, y tienen que ser un poco más largas que la estructura con todo y marco. Además, deberás hacer una perforación en cada extremo de las varillas y colocar clavos en ellas. De esta manera, impedirás que se muevan de su lugar.

12. Coloca la cincha a la medida. Pídele a alguien que acerque uno de los extremos al canal del tubo que está en medio mientras tú pasas la cincha por el canal del rodillo delantero y regresas al punto de partida. Deberás cortar lo que sobra de cincha y cocer los extremos entre sí. Comprueba que la correa esté lo suficientemente ajustada para permitir el funcionamiento del mecanismo e impedir que se salga de los canales.

Algunas personas recurren a los soportes comerciales para convertir su bicicleta en una máquina estática de hacer ejercicio. Sin embargo, estos accesorios no son tan divertidos, desafiantes e intensos como los rodillos para bici.

Como el concepto Hazlo tú mismo está de moda, te animamos a construir el tuyo. Será un magnífico proyecto para llevar cabo en familia o en compañía de otros amantes del ciclismo.

Related posts
Ejercicio

4 Estrategias para motivarte a hacer deporte

3 Mins read
Si sigues las noticias sobre salud y estado físico en estos días y el enfoque constante en la obesidad, puedes tener la…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×
Ejercicio

4 Estrategias para motivarte a hacer deporte