Amor y pareja

El amor y sus beneficios

2 Mins read

El amor estudiado por muchos, incomprendido, mágico, inspiración de escritores, pintores, escultores, actores, etc, es un afecto mayor que trae consigo un estado psicológico cualitativamente diferente del resto de afectos que experimentamos los seres humanos a lo largo de nuestras vidas.

La diferencia radica precisamente en que cuando las personas se enamoran sienten una excitación fisiológica intensa (no necesariamente de carácter sexual), un interés total en el otro individuo, elaboración de fantasías acerca de la otra persona y cambios de emoción relativamente rápidos. Del mismo modo según Hendrick y Hendrick, el amor a diferencia del afecto  incluye elementos de pasión, cercanía, fascinación, exclusividad, deseo sexual e interés intenso.

Alternadamente se van dando otros procesos a nivel fisiológico tanto  en presencia como en ausencia del ser amado:  pupilas dilatadas,  aceleración del ritmo cardíaco, enrojecimiento de las mejillas, cambios en la temperatura corporal, embellecimiento de la piel y ni que decir del exacerbado sentimiento de euforia debido a que el hipotálamo de los enamorados produce una  Feniletilamina llamada Dopamina.

La Dopamina se relaciona directamente con las funciones motrices, las emociones y los sentimientos de placer; por eso se le atribuyen todas las modificaciones que ocurren cuando estamos enamorados, el deseo de tocar, acariciar, cercanía física, roce y por supuesto sexo.

De igual manera el cerebro libera otra hormona llamada Oxitocina que a su vez está vinculada con la excitación, orgasmo y maternidad. De ahí que cuando tenemos actividad  sexual e incluso besos apasionados, liberamos grandes cantidades de esta hormona y nos sentimos mas enamorados y mas conectados emocionalmente al ser amado. El sexo además trae mejoras en otras funciones de nuestro ser y nuestro organismo tales como: elevación de la autoestima, fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico, reducción de los niveles de estrés, se mejora la circulación sanguínea, limpieza de los poros y embellecimiento de la piel, los estados de relajación proporcionados por el orgasmo nos permiten mejorar también nuestro sueño, pues el organismo libera endorfinas que tienen un efecto relajante.

En fin, podemos observar que los beneficios tanto de enamorarse como de hacer el amor son múltiples y en todos los niveles. Es algo de lo que no escapa ningún ser humano que se de la oportunidad de experimentar este bello sentimiento en sus vidas. Teniendo claro que no es estático e inamovible, que es un sentimiento que  evoluciona, se desarrolla y se transforma en la medida en que la persona va madurando. Por lo tanto las intenciones de momificar toda la revolución física, química y fisiológica que se produce tampoco es sana. Con el tiempo toda esa revolución decae, prevaleciendo entonces otros elementos como el respeto, admiración, comunicación, etc. Que enriquecen la vida en pareja.

El sexo también disminuye un poco en frecuencia pero aumenta su calidad por el mayor conocimiento que adquieren de si mismas las personas, mayor conocimiento y explotación de su sensualidad y la de la pareja. Aun así sus beneficios siempre permanecerán.

Por lo tanto vale la pena enamorarse, vale la pena asumir el riesgo, vale la pena experimentarlo, el amor es la vida misma!!

Artículo escrito por Issa Farides, Psicóloga y Educadora Sexual.

Related posts
Amor y pareja

El placer en pareja

2 Mins read
Para muchas personas es impensable la idea de masturbarse, más complicado aún les puede resultar pensar en llegar a hacerlo  delante de…
Amor y pareja

Virgen a los cuarenta

2 Mins read
Con el paso apresurado de los tiempos  y la cada vez más extendida precocidad de los jóvenes en todos los aspectos, la…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *